22 hoteles rurales del oriente de Asturias que deberias conocer

El oriente de Asturias, donde los Picos de Europa desembocan en el mar, acoge 22 de nuestros hoteles rurales que deberías conocer.

El Oriente de Asturias,  la “tierra del sol naciente”, significa paisajes de ensueño, acantilados, arenales y calas espectaculares. Donde el verde de los prados se mezcla con el azul del mar, y las playas se rodean de acantilados con huellas fósiles de dinosaurio y cuevas de arte rupestre.

Llanes ©Turismo Asturias / Juanjo Arrojo

Sus villas marineras, ríos de rafting y pesca, ganado fibroso criado en montañas de aire puro, donde se producen extraordinarios quesos,… en este mítico escenario se asientan 22 de los más acogedores hoteles rurales de Asturias, repartidos en diez concejos de renombre que desprenden pura esencia y personalidad asturiana.

Empezando por el este, en el concejo fronterizo de Rivadedeva, paso natural hacia los Picos de Europa, se encuentra la Quinta de Villanueva, casona indiana de 1908 en Villanueva, dominando la desembocadura del río Deva, frontera natural del principado.

Siguiendo camino hacia los Picos, en Alevia, concejo de Peñamellera Baja, muy cerca de Panes, parada obligada en la ruta a la cordillera, se encuentra la Casona D’Alevia, casa de labranza del siglo XV restaurada con materiales típicos.

Quinta de Villanueva

Casona D’Alevia

Seguimos hacia el oeste y hacia la costa para encontrar el concejo de Llanes, famoso por sus más de 30 playas de calidad natural en menos de 30 km. de costa,  donde se agolpan 7 casonas en este enclave turístico excepcional.
La Boriza, a tan solo 400 metros del mar en el hermoso pueblo de Andrín. El hotel Arredondo, casería del siglo XVIII en una finca rodeada de bosques autóctonos en Celorio. A  los pies de la Sierra del Cuera y a menos de 3 km de Llanes encontramos La Quintana del Cuera, de arquitectura tradicional en Parres, y en el vecino pueblo de La Pereda se encuentran Arpa de Hierba, con una finca ajardinada junto a un riachuelo, El Habana Llanes, en una finca con jardín de más de trescientas especies, y La Posada de Babel, de arquitectura tradicional y diseño contemporáneo combinados armónicamente sobre amplios prados. Y en Tresgrandas, un antiguo molino harinero a orillas del río Cabra es hoy El Molino de Tresgrandas, a tan solo 4 km de la playa de La Franca.  Estos 7 hoteles rurales representan con prestancia el espíritu de turismo agradable del concejo, con aroma de mar y serranías bajas de los Picos de Europa, cada uno con su propia personalidad, estilo, y autenticidad.

La Boriza

Hotel Arredondo

La Quintana del Cuera

Arpa de Hierba

El Habana Llanes

La Posada de Babel

El Molino de Tresgrandas

Dejando atrás el mar y metiéndonos de lleno hasta las las faldas de los Picos de Europa, en un paraje idílico rodeado de un finca repleta de masa arbórea encontramos el hotel Sucuevas, una casería rehabilitada del siglo XIX, en Cangas de Onís.

Volviendo para la costa, hacia la espectacular desembocadura del Sella, famosa mundialmente por la fiesta anual del descenso en canoa, en el concejo de Rivadesella, frente a los montes de Santianes, se asienta la casona El Carmen, de arquitectura tradicional asturiana en total armonía con el medio rural.

Sucuevas

El Carmen

De nuevo hacia el interior, en Collía, concejo de Parres, encontramos la Posada del Valle, rodeada por su propia finca ecológica, construida en una ladera con impresionantes vistas al Paisaje Protegido del Sueve.

Poco más hacia el oeste, en el concejo de Piloña, rodeados de tres espacios naturales excepcionales como son los Picos de Europa, el  Parque Nacional de Redes, y  el Espacio Protegido de la Ria de Villaviciosa, se hayan el Palacio de Cutre, antiguo palacio del siglo XVI entre praderías y arbolados en Villamayor, y La Casona del Viajante, en Villabajo, casona de indianos rodeada de pradera y frutales.

Posada del Valle

Palacio de Cutre

La Casona del Viajante

El Babú

Hacia la costa de nuevo, a escasos kilómetro y medio del mar, en el concejo de Caravia, al pié del pico El Babú de la sierra del Sueve se encuentra El Babú, casa asturiana del siglo XVIII restaurada con armonía.

Unos kilómetros más hacia el oeste entramos en el concejo de Colunga, y su famoso pueblo marinero Lastres, donde a pie de mar se yergue el hotel Casa Eutimio, de principios del siglo XX. Cogiendo carretera hacia el interior, a escasos 14 km. en un valle coronado por la sierra del Sueve, en el pueblo que le da nombre se encuentra el Palacio de Libardón, antigua quintana asturiana del siglo XVII.

Casa Eutimio

Palacio de Libardón

Y ya llegamos a la imponente ria de Villaviciosa en el concejo del mismo nombre, donde el oriente da paso al centro de Asturias, desde el interior hacia el mar, en plena Comarca de la Sidra se encuentran La Corte de Lugás, casona asturiana del siglo XVIII en Lugás, La Casona de Amandi, construida a mediados del siglo XIX por Don Obdulio Fernández Pando, fundador de la sidra El Gaitero en Amandi, el Mirador de Moriyon, a 250 metros de altura sobre la ría de Villaviciosa en Miravalles, y La Figar, en Argüero, de arquitectura mariñana tradicional dentro de una rustica quintana tradicional. Cuatro hoteles de gran idiosincracia rural que representan a la perfección la esencia asturiana de la comarca.

La Corte de Lugás

La Casona de Amandi

Mirador de Moriyon

La Figar

22 hoteles con una oferta cuidada al detalle, de personalidades propias y la calidad de servicio como nexo de unión, enclavados en el entorno espectacular del Oriente asturiano, la puerta este al paraíso asturiano.

Más información y reservas de nuestros hoteles rurales del oriente de Asturias.