Denominaciones de origen Protegida Asturianas

La extraordinaria riqueza gastronómica asturiana posee actualmente siete Denominaciones de Origen Protegidas. Siete joyas culinarias que anclan sus raíces en lo más profundo de la historia y cultura asturiana de sus zonas de origen.

La Denominación Protegida se ocupa de preservar el nombre y la calidad de los productos, y su fidelidad a la fabricación y cultivo tradicional que los hace únicos.

El pan de Escanda.
La Escanda asturiana es la espelta, un cereal de mayor valor nutricional que el trigo común, cultivado principalmente en los concejos de Grado, Pravia, Belmonte, Somiedo, Proaza, Yernes, Tameza, y en parroquias de Salas y Tineo. Es más digestiva que el trigo blanco, aporta mucha fibra, tiene un alto contenido en vitamina B. Con ella se hacen panes y repostería, como el Sucu, bollo preñao, bizcochos, casadielles, etc…

Sidra de Asturias.
La sidra de Asturias es un símbolo de identidad, una cultura arraigada y diferencial. Con más de 500 tipos de manzana asturiana, se producen sobre los 45 millones de litros de sidra, con una producción repartida entre 80 lagares por toda la región, y cuyo 80% se consume directamente en Asturias.

Queso de Cabrales.
El queso de Cabrales, fabricado a partir de tres leches, vaca, cabra y oveja, y madurado en cuevas naturales de los Picos de Europa, fué el primero de los quesos de Asturias en conseguir la Denominación, y tal como la sidra, se considera todo un simbolo cultural y de arraigo de la cultura Astur.

Queso Gamonéu.
El Gamonéu es un queso semiazul de tres leches, curado y ahumado de manera natural. Elaborado en la aldea de Gamonéu en el concejo de Onís y en Cangas de Onís, es madurado en cuevas naturales y puede alcanzar hasta 8 kilos la pieza.

Queso Casín.
El queso Casín se elabora artesanalmente en el concejo de Caso, Sobrescobio y Piloña, y es uno de los más antiguos de Asturias. Su elaboración es compleja y prolongada, a partir de leche cruda de vaca, formado a mano en piezas de hasta un kilogramo.

Queso Afuega’l Pitu.
Queso de leche de vaca que se elaboraba en las caserías, por los valles centrales asturianos y las laderas de las montañas entre los ríos Narcea y Sella, principalmente en concejos como Salas, Grado, Pravia y Tineo. Se produce en forma troncocónica o de calabacín en piezas de hasta 600 gramos

Productos de imprescindible degustación durante una estancia perfecta en cualquiera de nuestros Hoteles Rurales.