Escapadas rurales en Asturias

Esta época del año de transición entre el sol del verano y la humedad del invierno es ideal para planear una escapada rural en el Principado.

El otoño es una temporada preciosa para disfrutar de Asturias. A los verdes de praderías y bosques se suman los dorados de los arbolados caducifolios. Nuestros parques naturales rebosan de sensaciones a la vista y al olfato.

Redes, Somiedo, Ponga, Piloña,… el oso, la berrea, los castaños, robles, hayas, acebos, abedules,… sus frutos, bellotas, avellanas, nueces, castañas,… y las setas, notables representantes de la grandísima riqueza del territorio.

Simplemente abandonarse al descanso de la tranquilidad de una estancia rural en cualquiera de nuestras Casonas, disfrutar de los espacios de los hoteles, de la gastronomía, de paseos relajados, de las vistas…

Hotel La Boriza, Andrín, Llanes.

Hotel La Boriza, Andrín, Llanes.

Respirar el aire del mar de nuestras playas y pueblos pesqueros, aprovechar que las temperaturas son todavía moderadas, perderse por nuestras capitales disfrutando del bullicio auténtico de sus gentes, o subir a los Picos antes de que las nieves hagan su aparición, son solo algunas de las incontables posibilidades de escapadas rurales que ofrece esta tierra.

Playa de Serantes, Tapia de Casariego ©Turismo Asturias

Playa de Serantes, Tapia de Casariego ©Infoasturias/Arnaud Späni

Elige tu hotel de ensueño en Casonas y no olvides preguntar a nuestros Casoneros por planes en su zona, tendrás el mejor asesoramiento de primera mano por los auténticos expertos del lugar.