Parque Natural de Somiedo

En el Occidente asturiano se extiende entre verdes valles el Parque Natural de Somiedo, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco.

En plena zona central de la cordillera Cantábrica y con el municipio de Somiedo totalmente incuido en el parque, transcurren por sus 29.122 hectáreas los valles de Saliencia, Valle del Lago, Puerto y Pola de Somiedo, Perlunes y Pigüeña, con sus cinco ríos correspondientes con los mismos nombres.

Su accidentada y agreste naturaleza, que ha ganado la Carta Europea de Turismo Sostenible, ha sabido mantener el equilibrio en su relación con el hombre con el paso de los siglos, hasta la declaración como primer Parque Natural del Principado en 1988.

Destacan sus escarpadas cordilleras que alojan preciosos lagos, los fértiles pastos de los valles con sus características cabañas de piedra y ramaje, refugio de “vaqueiros”, bosques de hayas, roble, fresno, arces, tilos y castaños, maravillas actuales de la conservación, y una abundante fauna con el oso pardo en cabeza siguiendo con todas las especies autóctonas desde el lobo hasta el tejón, pasando por el jabalí o el zorro rojo, y más de 100 especies de aves.

Entre las innumerables rutas que el parque nos ofrece destaca las del Cornon, la braña de Mumian y de Saliencia, la de Castro, La Peral – Villar de Vildas, la de los lagos, y las de los valles de Pigueña, del Lago, del Puerto – el Lago y del Lago – Braña de Sousas.

En Pola de Somiedo podemos encontrar el centro de interpretación y recepción de visitantes del Parque. Allí se muestran aspectos del parque como la fauna, flora, clima, etc…. y tiene una zona especial sobre el Oso pardo cantábrico.

El parque queda muy cerca de Oviedo y se pueden hacer excursiones de día desde cualquiera de nuestros hoteles. Destacamos por cercanía el Palacio Florez Estrada en el mismo Somiedo, Casa de la Veiga y Palacio Fernández Heres a pocos kilómetros en Grado, Cenera en Mieres, y en Oviedo Palacio de la Viñona y Casa Camila.