Deportes de invierno en Asturias: disfruta de la nieve en el Paraíso Natural
Un telesilla cubierto de nieve en Valgrande-Pajares

Un telesilla cubierto de nieve en Valgrande-Pajares. Foto: Antonio Lana.

Las primeras nevadas ya tapizan de blanco los montes y valles altos asturianos. Desde ahora y hasta bien entrada la primavera, tenemos ocasión para disfrutar de los deportes de invierno en Asturias y vivir la nieve de una forma distinta, lejos de la masificación, en contacto con la naturaleza y alojándonos en los mejores hoteles rurales, las Casonas Asturianas.

Pocos territorios del mundo reúnen tantos atractivos como Asturias. En su breve geografía, las estaciones de esquí se asoman al mar y la distancia entre las cumbres más altas y la arena de la playa se puede hacer en muchos casos en menos de una hora. Por eso, si en verano hablábamos de las magníficas playas asturianas, ahora toca hablar de los deportes de invierno en Asturias, una opción que cada año atrae a más visitantes y que se consolida como una alternativa turística importante.

Ventajas de practicar deportes de invierno en Asturias

1 – Sin masificación. Practicar deportes de invierno en Asturias es una experiencia diferente porque se puede hacer sin masificación. A diferencia de lo que sucede en otros lugares de España, donde pistas de esquí y zonas de práctica invernal se saturan de gente, en Asturias se puede disfrutar de espacio libre y de soledad y calma para divertirse sobre la nieve virgen.

2 – Mejores precios. Esquiar en Asturias es mucho más barato que hacerlo en otras regiones. De hecho, Valgrande Pajares, la principal estación de esquí asturiana, es la estación de esquí más barata de España, con un precio de 28 euros por el forfait diario de un adulto. Esta estación, situada en el mítico puerto de Pajares, a menos de una hora de Oviedo, es un emblema del deporte de invierno en Asturias y ofrece unas vistas fascinantes, además de unas instalaciones de alta calidad.

3 – En contacto con la naturaleza. Una de las grandes ventajas del deporte de invierno en Asturias es que siempre se lleva a cabo en parajes naturales de extrema belleza y gran conservación. Por ejemplo, hacer una ruta con raquetas de nieve en el Parque Nacional de Picos de Europa es una experiencia única y permite contemplar paisajes y animales, especialmente aves.

4 – Con los mejores alojamientos. A diferencia de otras zonas donde se practica el deporte de invierno, como las grandes estaciones pirenaicas o de Sierra Nevada, los alojamientos en Asturias son excelentes. A muy poca distancia de pistas y espacios recreativos, se pueden encontrar magníficos hoteles rurales en Asturias. Destacan, por supuesto, por calidad y alto nivel de atención, nuestros hoteles rurales de Casonas Asturianas. Muchas de nuestras casonas están a muy poca distancia de los lugares donde se practican los deportes invernales. Y en no pocas de ellas la nieve es un atractivo más durante los meses de invierno. ¿Te imaginas pasar una nevada descansando al calor de la chimenea de una de nuestras Casonas Asturianas?

¿Dónde practicar deportes de invierno en Asturias ?

Son muchos los lugares donde disfrutar de la nieve en Asturias. Desde el nivel más avanzado a los simples juegos sobre la nieve, hay una gran oferta que cubre todas las necesidades. Además, se pueden practicar muchas actividades. El portal de Turismo de Asturias ofrece un completo buscador de actividades invernales del que nosotros hemos extraído las que nos parecen más relevantes:

El esquí y el snowboard, estrellas invernales

Por supuesto, esquiar es la gran actividad sobre la nieve. En Asturias hay dos estaciones de esquí: la ya mencionada de Valgrande-Pajares y la de Fuentes de Invierno, en el concejo de Aller. Además, las estaciones de San Isidro y Leitariegos están en la vertiente leonesa de la Cordillera, apenas pasado el límite entre Asturias y Castilla y León. La cercanía entre las cuatro estaciones permite disfrutar de todas sus pistas con un forfait combinado. Entre todas, suman más de 75 kilómetros de pistas esquiables y es una forma fabulosa de conocer la Cordillera Cantábrica.

Pistas de esquí de Valgrande-Pajares. Al fondo, la Cordillera Cantábria. Un lugar perfecto para practicar deportes de invierno en Asturias.

Pistas de esquí de Valgrande-Pajares.

Esquí de travesía: perderse en la inmensidad blanca

Para los expertos de los esquíes y las pieles de foca, Asturias es un verdadero paraíso. Perderse por sus montes con los esquíes de travesía es una experiencia casi mágica. Se puede recorrer las brañas más recónditas, los grandes puertos de montaña, las alturas de los Picos de Europa, los robledales y los hayedos de Somiedo… Territorios que en invierno se reservan para la vida salvaje y que permiten conectar con la naturaleza de una forma íntima y exclusiva. Si te gusta el esquí de travesía, no lo dudes: Asturias es el lugar perfecto.

Esquiador practicando esquí de fondo sobre la nieve. Practicando deportes de invierno en Asturias.

Esquí de fondo en Somiedo. Foto de Javier Habladorcito.

Rutas en raquetas de nieve

Una actividad que enamora cada día a más personas es el paseo con raquetas de nieve. Calzarse las raquetas –barayones se llaman en algunas zonas de Asturias- y salir al monte nevado es un ejercicio excelente, además de una forma fantástica de conocer la naturaleza y divertirse sobre la nieve. Además de las estaciones de esquí, muchos otros lugares ofrecen rutas de este tipo. Destacan, por su espectacularidad, las que se llevan a cabo en el entorno de los Picos de Europa. A las grandes nevadas que acogen siempre estas montañas se suma el impresionante paisaje de la roca y la nieve en el Parque Nacional. Desde luego, merece la pena probarlo.

Patinaje sobre hielo

En Asturias, como en otros muchos lugares, cobra fuerza el interés por el patinaje sobre hielo. En invierno, son frecuentes las pistas de hielo temporales en las grandes ciudades. Recuerda que esta es la única forma de patinaje permitida: no se te ocurra hacerlo sobre lagos helados. En Asturias, es frecuente la imagen de los Lagos de Covadonga helados. En invierno, una espesa capa de hielo cubre el Enol y el Ercina. Sin embargo, está prohibido caminar o patinar sobre ese hielo. Aun así, la visita merece la pena: pasear por los alrededores de esos imponentes lagos helados es una maravilla y permite comprender de otra forma el ecosistema de alta montaña.

Escalador practicando la escalada sobre hielo.

Un escalador, sobre una cascada de hielo. Foto: Guías Picos de Europa.

Escalada sobre hielo

Para los más audaces, la escalada invernal tiene en Asturias un gran destino. Los aficionados a la escalada encuentran en las montañas asturianas un paraíso para practicar en invierno. Sobre nieve y, sobre todo, sobre hielo, con los crampones bien calados y los piolets listos para clavarse en el hielo que cubre las paredes rocosas.

La zona más adecuada para practicar la escalada sobre hielo son los Picos de Europa, con el Naranjo de Bulnes como gran reto, donde la caliza se cubre de grandes masas de hielo y nieve que a menudo forman cascadas de hielo. Sin embargo, también se puede practicar en otras zonas de la Cordillera, como Tarna.

Y hay otras muchas formas de disfrutar sobre la nieve: trineos, paseos a caballo, rutas en bicicleta, en quad, en moto, en 4X4… Cualquier forma es buena para acercarse a la nieve en Asturias.

Mountain bike sobre nieve en los bosques de Asturias

Ciclistas de montaña, sobre la nieve. Foto de Rubén Marcos.

Así, te guste la escalada sobre hielo, el esquí o simplemente pasear por la nieve y respirar aire fresco, los deportes de invierno en Asturias seguro que te ofrecen una alternativa atractiva y a buen precio. Y recuerda: después del ejercicio duro sobre la nieve, nada como el descanso en los cálidos, acogedores y confortables hoteles rurales de Casonas Asturianas.