Lagos de Asturias: mucho más que los Lagos de Covadonga
Lago Enol, uno de los más conocidos Lagos de Asturias

Lago Enol, el mayor de los Lagos de Covadonga. Foto: Raul AB en Flickr.Los lagos son uno de los grandes espectáculos que ofrecen las montañas del Paraíso Natural. Sin embargo, cuando se habla de lagos de Asturias, siempre se piensa en los Lagos de Covadonga. Pero en esta tierra hay muchos más lagos. Descubre en este artículo un recorrido impresionante por la belleza de los lagos de Asturias.

En total, cuatro conjuntos de lagos y lagunas salpican las montañas de Asturias. Todos ellos se encuentran en las alturas de la Cordillera Cantábrica y todos constituyen espectaculares rutas para conocer la naturaleza asturiana.

 

Lagos de Muniellos, en el Occidente de Asturias

El conjunto más occidental lo conforman los Lagos de Muniellos. Se encuentran en las alturas de la Reserva Integral de la Biosfera de Muniellos, entres los municipios de Ibias y Cangas del Narcea, ya muy cerca de las fronteras de Galicia y León. Allí, en la zona del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, se encuentran cuatro lagunas de notable tamaño (La Peña, La Granda, La Honda y La Isla), además de otro par de lagunas más pequeñas, Peña Velosa y Aveizuna.

Lagos de Asturias: uno de los lagos de Muniellos

Las lagunas de Muniellos encierran una enorme belleza. Foto: Javier Pérez.

Todas estas lagunas son de origen glaciar, como suele suceder en toda la Cordillera Cantábrica y en los Picos de Europa. Sus gélidas aguas, oscuras por la vegetación interior, forman parte del sistema de arroyos que da origen al gran río Narcea, uno de los más importantes de Asturias, famoso por la pesca del salmón.

Para visitar la Reserva Integral de Muniellos es necesario contar con una autorización por escrito. Es gratis, pero sin ese permiso no se puede acceder, puesto que el control sobre esta reserva es muy estricto. Una vez que se dispone del documento, se puede iniciar el recorrido hasta las lagunas, que no es muy duro, pero requiere cierta resistencia.

Hay dos rutas principales para llegar y ambas parten del centro de visitantes de Tablizas. Una de ellas va directa, atravesando el espectacular valle de la Candanosa, y tiene unos 8,5 kilómetros de longitud. La otra, con unos 20 kilómetros, es circular y atraviesa un impresionante desfiladero, recorriendo los maravillosos paisajes de Muniellos, donde habita una enorme variedad de fauna y donde es fácil olvidarse de todo a medida que se va penetrando en la naturaleza.

TOMA NOTA: Si quieres conocer los lagos de Muniellos, puedes alojarte en los hoteles de Casonas Asturianas del Occidente de Asturias.

Lagunas del Teixedal: las más desconocidas

De los lagos de Asturias, sin duda es el conjunto del Teixedal el menos conocido de todos. Se trata de tres lagunas de montaña: Laringuín, La Yerba Negra y el Pozu Xirona. Se esparcen en los alrededores del pico Rabo del Asno, en la parte este del Parque Natural de las Fuentes de Narcea, Degaña e Ibias.

lagunas de Teixedal, uno de los lagos de Asturias

Una de las lagunas de Teixedal. Foto: Turismo de Asturias.

Son lagunas más pequeñas y algunas de ellas se secan en verano. Sin embargo, merece mucho la pena conocerlas, puesto que están en la zona menos visitada del Parque Natural y, por tanto, en uno de esos rincones únicos que se disfrutan en soledad y que constituyen el atractivo más profundo de Asturias.

Para llegar a las Lagunas del Teixedal, se debe tomar la ruta que parte desde Parada La Vieja, a través de El Bayo. También se puede llegar desde el pueblo de Genestoso, partiendo en dirección norte y cruzando la collada de la Gobia.

Lagos de Saliencia o de Somiedo: Monumento Natural

Si los de Muniellos son una sorpresa y las lagunas del Teixedal un secreto, los Lagos de Saliencia, en el parque Natural de Somiedo, constituyen todo un espectáculo por su belleza y por la riqueza de la fauna que los habita, entre la que destaca el esquivo oso pardo cantábrico.

 

Lagos de Asturias: el lago Calabazosa

El lago Calabazosa, el mayor de los lagos de Saliencia. Foto: Saliencia2013 en Flickr.

En total, los lagos de Saliencia son Calabazosa, Lago del Valle, Lago Negro, Cerveriz, Laguna de Almagrera o La Mina, y La Cueva). El conjunto ha sido declarado Monumento Natural y también tiene un claro origen glaciar.

Para llegar los lagos de Saliencia, se puede hacer la ruta que parte del Alto de la Farrapona y, a través de 14 kilómetros, recorre las alturas de Somiedo y los recuerdos que la minería dejó en la zona. Poco a poco, con el macizo de las Ubiñas de telón de fondo, la ruta va llegando a los lagos de Saliencia antes de descender de nuevo hacia Valle del Lago.

Los parajes donde se ubican estos lagos destacan por su enorme belleza: pastos alpinos, grandes roquedales y nieves frecuentes. Un lugar remoto, perfectamente bien conservado, idea para desconectar, relajarse y enamorarse de la naturaleza asturiana.

TOMA NOTA: Los hoteles rurales de Casonas Asturianas te ofrecen varios alojamientos en la zona centro de Asturias para que puedas conocer los lagos de Saliencia y Somiedo con toda comodidad.

Lagos de Covadonga, las estrellas de los lagos de Asturias

Por último, los imponentes Lagos de Covadonga, los más conocidos, los más fotogénicos y también los más grandes de todos los lagos de Asturias. Sus nombres se recitan de memoria: Enol (el más grande) y Ercina (el menor). Sin embargo, pocas personas saben que hay un tercer lago todavía más pequeño, el Bricial, que a menudo está seco y solo tiene agua durante el deshielo.

Hoteles rurales de Casonas Asturianas: vista del lago Ercina, en Asturias

Lago Ercina, Cangas de Onís ©Turismo Asturias/Paco Currás S.L.

Los Lagos, como se les conoce simplemente en Asturias, son uno de los principales atractivos turísticos de nuestra región. Están dentro del parque nacional más antiguo de España, el de los Picos de Europa, que acaba de cumplir 100 años y se creó en torno a la Montaña de Covadonga y estas dos reliquias glaciales.

Llegar a los Lagos es muy sencillo: una carretera mítica en el ciclismo lleva hasta a ellos a través de 12 duros kilómetros de subida desde la Basílica de Covadonga. También se puede utilizar el autobús. Una vez en sus orillas, es muy fácil emprender impresionantes rutas a pie por el macizo Occidental de los Picos de Europa. Y, si se visitan en invierno, es muy probable encontrar su superficie cubierta por una sólida capa de hielo, con lo que la visita invernal es una actividad muy recomendable.

TOMA NOTA: Para visitar los Lagos de Covadonga, lo mejor es alojarse en alguno de los hoteles de Casonas Asturianas en el Oriente de Asturias.